Sobre “Los extraños métodos del doctor Irabu” (2002)

la foto

Aún habiendo sucumbido a los encantos prácticos de la lectura digital y a la tiranía de mi lista de cosas por leer, este verano decidí acercarme a una librería a por algo nuevo (y físico, ¡por Dios!). Fueron varios los motivos que me hicieron decantar por este libro, y déjame decirte que entre ellos no se encontraba su horrorosa portada -Señores de Quaterni: ¿En que narices están pensando?-
Por un lado nunca había leído nada de Hideo Okuda, y por otro no me pareció mal probar con un poco del género humorístico, al cual no me acercaba desde Soseki o desde el más reciente Yasutaka Tsutsui. Esto, y mi tendencia vacacional a la búsqueda de goce sencillo, me dispuso a, no sin cierto recelo, dejarme entretener por el Dr. Irabu.

Este libro se divide en 5 capítulos independientes entre si, donde se nos presentan sendos personajes con ciertos problemillas a los que el psiquiatra Irabu ha de dar solución mediante sus peculiares métodos. No cabe duda de que es una obra cómica, pero me voy a mostrar muy escéptico ante cómo va a recibir el publico occidental este tipo de humor, que se podría definir como puramente “visual”. Soy consciente de que cada cultura tiene sus tendencias ante el humor, y cualquiera que haya visto algún producto televisivo o cinematográfico japonés se habrá dado cuenta del peso que ellos otorgan a lo visual. A las posturas ridículas, a poner caras raras o a hacer cosas fuera de lugar. Que quieres que te diga, se desternillan con estos asuntos, y son precisamente estas cosas las que el autor ha querido plasmar en su libro. A mi personalmente no me ha parecido demasiado gracioso, y aunque si que creo recordar haber echado alguna risilla, son otros los motivos que harán que guarde un buen recuerdo de esta lectura. Es cierto que Okuda utiliza también sus historias para mostrar las absurdeces y sinsentidos que nos acosan en este mundo loco que vivimos, lo cual invita a hacer una ligera reflexión que me parece interesante. Los personajes tienen cierto carisma y como no podía ser de otra forma, Irabu, el protagonista, se lleva la palma. Yo diría que he hecho un nuevo amigo, al que me gustaría poder ver como le va en un futuro, si es que vuelve a aparecer.

Una lectura amena, rápida e interesante para acompañar a los calores del verano, o a los fríos del invierno, ya que estamos. Simpática y cumplidora con su objetivo de entretener, si bien me da la sensación que no te va hacer reír tanto como estoy seguro que consiguió con los amigos nipones. Aunque bueno, ya se sabe que para gustos colores y que cada sentido del humor tiene su padre y su madre.

Pégale un vistazo, si tienes la oportunidad, seguro que te alegra un poco el día. No necesitarás mucho más tiempo para terminártelo.

 

 

 

 

Anuncios

~ por suntoryman en agosto 31, 2014.

Una respuesta to “Sobre “Los extraños métodos del doctor Irabu” (2002)”

  1. Tiene algo tu blog que me engancha a leerlo y leerlo… que será lo próximo? Gracias por tus palabras tan entretenidas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: