Un poquito del Festival de Sitges 2013.

la foto(2)
Acabo de llegar a casa de la 46 edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, Sitges 2013. Ya lo echo de menos.

En 2011 asistí en plan relámpago sólo para ver una peli. Ahora, con un poquito más de tiempo, he pasado un día y una noche, he visto 5 películas y me he prometido que para el 2014 me lo monto como sea para pasarme allí un fin de semana largo (mal mes Octubre para sacar más tiempo que eso).
Es impresionante la personalidad que tiene este festival, supongo que debido a la “hermandad” que se crea y el buen rollo que se respira cuando se juntan varios miles de aficionados a este tipo de cine. Vengo encantado, y más porque al final ha resultado que el día elegido para pegarme esta maratón de pelis ha resultado poco menos que perfecto.

Empecé el día de ayer viendo al sensei Takashi Miike presentando su “Lessons of the Evil” y soltando joyas como: “En esta película hay mucha sangre, pero eso es culpa del protagonista, no del director”. Seguimos con Dragon Ball Z: Battle of Gods” y un descanso para comer en el que desgraciadamente cometemos la cagada del siglo perdiéndonos la sesión sorpresa: “El retorno del Jedi “ ( a ostias se aprende…). Seguimos con “Haunter” y después la gala de clausura y entrega de premios dónde se le entrega el honorífico a Miike (El ruiseñor/ unos días no viene/ otros, dos veces), donde asegura que es el mejor premio que le han dado nunca. Luego “The sacrament” y para poner la guinda al pastel la última de Miyazaki,”The wind rises”.

la foto(5)la foto(4)

Supongo que comentaré alguna de estas pelis en un futuro próximo, esta entrada es más para expresar de nuevo las sensaciones que ofrece este fantástico festival. Nada nuevo para todo aquel que ya lo conozca, pero permítanselo a un novato como yo, que todavía no está acostumbrado a los “estreses” de llegar a tiempo a pillar un sitio decente o a la tensión de esperar a que quede libre una butaca V.I.P para salir corriendo a pillarla tú. Eso sí, hay que tomárselo con calma porque al final lo único que haces es salir del cine, hacer cola, y volver a entrar. Todavía no he pasado por aquello de tener que llegar a tiempo a otra sala, las 5 que vi ayer fueron en el Auditori. Eso tiene que ser ya la leche, uno de los puntos flojos del festival, que dicen los ya veteranos, aunque a mí me da que va a ser más parte de la idiosincrasia del evento. Al final todo el mundo vuelve, y por algo será.

En fin, que todo muy bien, que cosas muy interesantes. Aunque uno todavía se tenga que acostumbrar a los aplausos cuando el protagonista le parte el cuello a una colegiala o al olor a vinagreta que desprende el personal fruto de los calores de fuera y el encierro de dentro ( yo no, yo huelo siempre de maravilla). Y que me he reído mucho con la gente, refiriéndose a los demás como “Frikis”. Lo he presenciado varias veces a lo largo del día en las colas, el cómo muchos perciben el “frikerío” ajeno sin ser consciente del propio. No nos engañemos, si estás ahí, un poco rarito eres tú también.

Yo no, yo soy un librepensador aficionado a la fantasía y la ciencia ficción.

¡Ja!

la foto(3)

Anuncios

~ por suntoryman en octubre 20, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: