Too Much Suntory Man

Conociendo a Matsuko ( Kiraware Matsuko no Isshō- 2006)

Anuncios

   

Mi experiencia con Tetsuya Nakashima se podría resumir fácilmente con el tremendo impacto que me causó “Confessions”(Kokuhaku -2010), una de las películas que más me han encandilado de los últimos tiempos, y con la pequeña decepción que supuso “Beautiful Sunday”(1998), que ni siquiera acabé de ver (quien sabe, igual no era el momento). Una de cal y una de arena pues. Así que cuando me enteré de que iban a proyectar esta “Conociendo a Matsuko” en el Cine Ciutat, aunque estaba claro que iba a ir a verla, no supe demasiado bien que esperar. Todo el mundo habla de Matsuko, y bastante efusivamente por cierto ( baste decir que es la 3ª película más vista de la semana en Filmín). Pero también es cierto que la palabra que más se repite en todas las reseñas sobre este film, con bastante unanimidad, es una que personalmente me dice más bien poquísimo: “Amelie”… No puedo con Amelie, lo he intentado un par de veces y no hay manera. No la hay.

Los primeros momentos de “Conociendo a Matsuko” son todo lo que tiene que tener una película para hacerme huir. Sobrecargada, epiléptica, y con un sentido del humor demasiado respaldado en el absurdo y la gesticulación exagerada de los personajes. Lo que resulta curioso es como ese histrionismo se va diluyendo poco a poco hasta encontrar un elegante equilibrio mucho más acorde con mis gustos. Sigue siendo una película basada en el sinsentido, pero a medida que se nos va introduciendo en las desventuras de la pobre Matsuko, este es cada vez menos presente. Y de repente si que cumple perfectamente su función humorística. El film se va tornando más y más redondo a medida que pasan los minutos, y en este punto yo me pregunto el por qué de esa primera parte tan locaza. Casi parece que la película es un poco incongruente con ella misma. De todas formas, para el final ya estoy tan encantado con lo que tengo ante mis ojos que casi me olvido del tema. Tetsuya Nakashima me acaba de contar un retorcido drama, una historia de tragedia, y ha conseguido que salga del cine sonrisa en cara mediante, con un tipo de película que a priori vengo a despreciar. Un hurra por el.

Hay un aspecto no obstante que tengo que condenar, y no es otro que el tratamiento de la música. La película se apoya bastante en momentos musicales, lo cual está genial, pero la elección del tema principal directamente no mola. O quizás molase si no se repitiese tanto, que para el final ya se hace pesado. Quien sabe, quizás sea una de las características de este tipo de cine loco que no acabo de entender. Como tampoco acabo de entender el por qué de la larga secuencia final , que da la sensación de no acabar nunca, pasando de momentos álgidos a otros planos con un clímax que no acaba de llegar. Eso si, cuando llega es bonito.

Ahora me da pena haber dejado lo que menos me gustó de esta “Conociendo a Matsuko” para el final, porque quizás se tergiversen un poco las sensaciones que la película me ha dejado, que son de buenas a muy buenas, con rachas de buenísimas. Así que acabaré haciendo mención al papelazo que hace Nakatani Miki como Matsuko. Y la sorpresa que me llevé al ver a un Eita tan diferente del que vi en “Hara-Kiri”, todavía fresca en mi memoria.

Total que todo el mundo habla de Matsuko, y yo diría que con razón. Voy a pegar un vistazo a ver si encuentro el DVD.

Anuncios