Sobre Ready Player One.


El amigo Ernest Cline ha escrito una Oda a la “subcultura” del los años 80. Ni corto ni perezoso ha volcado en su ópera prima literaria tal cantidad de mandanga en forma de videojuegos clásicos, rol, cine y series televisivas de esta década prodigiosa, que lo cierto es que el producto se hace difícilmente obviable para cualquiera de los que gustemos de estos menesteres. ¡Cuanto daño han hecho los 80! Y eso que a mi me pillaron neonato, y de pueblo… Pero si rondas ya los 40 y eres un poquillo friki (asúmelo, todos sabemos que eres un frikazo/a), tienes una lectura obligatoria. Si no es así, una novela de aventuras de ficción científica de vez en cuando no le hace mal a nadie. A pesar de que igual va a ser mejor no hacer un análisis demasiado concienzudo de la obra, no sea que salgan a la luz todos los elementos que -personalmente creo que- tiene cogido por los pelos, y algún que otro ligero problemilla en cuanto a la gestión argumental. La verdad es que poco importa eso. Y poco importa que la novela contenga más tópicos que las declaraciones de un futbolista. Acaso sea que esos tópicos sean necesarios, porque mucho me da a mi que “Ready Player One” está concebido como una de esas míticas pelis de aventuras de finales de los 70 y los 80. Pongamos Los Goonies o El chip prodigioso o Regreso al futuro, “you name it”. La principal virtud del libro es que mola mucho, un montonazo.

Y la verdad es que puede hacerse un poco adolescente, pero hay que entenderlo. Como todos entendimos lo que íbamos a ver cuando nos lo pasamos pipa con “Super 8” (por lo menos hasta que Spielberg se cansó de pegarle collejas al Abrams de los co#%nes y éste la cagó con el final). Las reglas son las mismas.

En lo personal, si las referencias hubiesen sido un poco más tirando a oriente, ahora mismo tendría una copia de “Ready Player One” en la pared del comedor junto al póster de “Manhattan”. Pero bueno, algún que otro videojuego japonés aparece, y también “Super Robots” del palo Gundam y Evangelion. Incluso -mecha-Godzilla. Así que lo mismo voy y lo cuelgo ya, mira tu por donde.

Es sabido que los derechos para la adaptación cinematográfica de la novela se vendieron antes incluso de la publicación del libro. A ver que sale de esto. A la fuerza tendrá que ser una versión muy modificada en cuanto a referencias, porque no me imagino la de millones de dólares que debe haber ahí en licencias. Ni creo que mi corazón aguantase ver al Gundam RX 78-2 en una “live action”. ¿Que será, seraaaa…?

Anuncios

~ por suntoryman en septiembre 9, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: